La mayoría de los partidos en pronunciarse descartan su participación en una mesa de diálogo, decisión que no comparte el diputado Timoteo Zambrano.

 

Partidos como Voluntad Popular, Primero Justicia, La Causa R y Vente Venezuela han sido firmes en rechazar la propuesta del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero para un nuevo intento de diálogo con el Gobierno venezolano.

Los fracasados encuentros anteriores son sustento para negarse a este encuentro que, al menos para el diputado a la Asamblea Nacional, Timoteo Zambrano, no está descartado.

“En nuestro país no existen condiciones para una mediación fructífera que conduzca al fin de la dictadura y a la liberación democrática del pueblo venezolano”, expresaron PJ, VP y LCR en un comunicado.

Alegan que lo que intenta el presidente Nicolás Maduro es ganar tiempo y aparentar legitimidad, mientras se profundiza la represión y persecución contra la disidencia, además de hiperinflación, desempleo y crisis humanitaria.

“La única mediación posible en las actuales circunstancias sería para establecer garantías que permitan el inicio inmediato de la transición democrática, el pleno restablecimiento del orden constitucional y la celebración de elecciones generales para devolverle valor al voto soberano del pueblo, que estén signadas por todas las condiciones de justicia electoral”.

“Todo lo que exceda de estos términos y vaya orientado a revestir de legitimidad la permanencia de Maduro en el poder o a perfilar una nueva y fraudulenta toma de posesión el 10 de enero de 2019 es inaceptable”, se añade en el comunicado.

Oxigenación para el régimen

El pasado 15 de octubre, miembros de Vente Venezuela, y de los movimientos Soy Venezuela y Democracia, Sociedad y Desarrollo en Bolívar, entregaron un documento ante el Consulado de España, en el que rechazan la propuesta de un nuevo intento de diálogo en Venezuela con el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero como intermediario.

“Sería cambiar las sanciones por un falso diálogo. No se puede negociar con ningún régimen que ha ocasionado tanto daño, que además ha sido denunciado por violación de derechos humanos. ¿De qué diálogo hablamos?”, manifestó Douglas Rodríguez, coordinador regional de Vente Venezuela y miembro activo de Soy Venezuela.

“Soy Venezuela ha planteado con mucha firmeza el daño al país que ha significado la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero como agente del régimen venezolano. Su gestión, de la que algún día tendrá que rendir cuentas, solo ha provocado el recrudecimiento de la represión y el tiempo ganado por el régimen para perfeccionar su agenda totalitaria y comunista”, señala el documento.

Las reacciones contra la propuesta de un nuevo diálogo se hicieron sentir aún más con las declaraciones del diputado a la Asamblea Nacional, Timoteo Zambrano, quien en el programa José Vicente Hoy manifestó que el país no está en contra del diálogo, pero que es una herramienta que ha sido satanizada.

“Yo lo que planteo es una nueva negociación, un diálogo político que tiene que ser algo estrictamente venezolano, pero eso requiere de voluntad política de ambas partes”, expresó Zambrano.

Además de condenar un diálogo con el Gobierno, estos mismos partidos han rechazado la participación en las elecciones de concejales para el 9 de diciembre. Sin embargo, partidos como Copei y el MAS (Movimiento al Socialismo) presentaron candidatos para dicho proceso.

Para Zambrano, “el sistema político venezolano no se puede quedar sin partidos; la política abstencionista terminó de colgar algunas tarjetas de partidos políticos”.

“Existen tres oposiciones, una bastante radical que apoya las sanciones y la intervención, otra más flexible que está igual de errada, y la última en la que nos encontramos, que tiene varios valores fundamentales que derivaron en las elecciones del 20 de mayo, donde Falcón estuvo a la cabeza”, concluyó.

Después de las elecciones de gobernadores en octubre de 2017, en las que se demostró el fraude en Bolívar, la mayoría de los partidos opositores desistió de participar en un nuevo proceso electoral sin las debidas garantías.

No lo hicieron para los comicios de alcaldes en diciembre de 2017, tampoco para el proceso del 20 de mayo para presidente y diputados a consejos legislativos. Aun así, organizaciones políticas minoritarias decidieron participar, en su mayoría sin resultados positivos.

Template by JoomlaShine